Nuestros Difuntos y los otros Difuntos…,

Nuestros Difuntos y los otros Difuntos…, Los otros Difuntos los Migrantes, los Normalistas… ¿No son nuestros?

El pasado 2 de noviembre se celebró con mucha devoción el día de los Difuntos. Son distintas las costumbres en los distintos países. En algunos simplemente se enfloran las tumbas, en otros se hacen altares y aún se ponen comidas de gustos de los Difuntos. Pero en todo caso hay un común denominador: Cada quien o cada familia celebra con mucho cariño a sus Difuntos. Pero la pregunta que en el espíritu del Evangelio y con un corazón solidario deberíamos hacernos, es  ¿y los otros Difuntos? Si no los sentimos nuestros, sería un egoísmo familiar o de un grupo de amigos y no estaría conforme al espíritu y  legado de Jesús, que El mismo fue  de esos Otros Muertos, los abandonados, los ejecutados, los Migrantes asesinados etc..Este año en las CEB quisimos poner el acento y abrir nuestro corazón y nuestras celebraciones a otros Difuntos cuya muerte especialmente nos interpela.  A ellos y  sus familias  también queremos acompañar y tener presentes en nuestra celebración.

Nuestros Difuntos. Las Comunidades Eclesiales de Base empezamos celebrando con cariño y devoción a nuestros Difuntos y recordando las palabras de Jesús los celebramos no sólo como ausentes, sino también como presentes. Están presentes porque están vivos en Dios que es Dios de vivos, porque están vivos en nuestro corazón por el amor que les tenemos, porque están vivos en los frutos positivos que sembraron en su vida y en nuestras vidas y porque nos siguen amando y de una manera más plena en Dios.

Los Otros Difuntos que también son nuestros..

1.-Nuestros Mártires. Pensando en la lucha por la justicia tuvimos muy presente estas palabras de Mns. Romero: “No pensemos, hermanos, que nuestros muertos se han apartado de nosotros. Su cielo eterno los perfecciona en el amor. Siguen amando las mismas causas por las que murieron. Esto quiere decir que en el Salvador esta fuerza liberadora no solo cuenta con la fuerza de los que van quedando vivos, sino que cuenta con todos aquellos que han querido matar, y que están más presentes que antes en el proceso del Pueblo” (2 de marzo de 80, 22 días antes de su asesinato) Nosotros seguimos contando con Mns.Romero y con tantas y tantos Mártires en nuestra lucha por la Justicia.

2.-Los Migrantes asesinados. Con esa apertura de corazón quisimos este año tener presentes en nuestra celebración a tantos Migrantes y especialmente a Mujeres y Niños Migrantes que han muerto sedientos y deshidratados en el Desierto o han muerto ahogados en el Rio Grande o han sido asesinados por los narcotraficantes todo ello en su paso por esa trampa mortal que es México para las y los Migrantes. Presentamos fotos del Tren la Bestia, de Mujeres y Niños pasando el Río Bravo y de los cuerpos de los 72 Migrantes asesinados en Tamaulipas por negarse a transportar la droga.

3.- Mujeres violentadas y asesinadas. Estuvieron y están también muy presentes  las Mujeres asesinadas-tantas víctimas de los feminicidios. Y agravado cuando antes de ser asesinadas, han sido violadas.  Y eso a pesar de que en Nicaragua desde hace un año, hay una Ley nueva la 779 que las defiende y protege de toda violencia. Pero siguen sin parar sus asesinatos. Y en la mayoría de los casos a manos de su pareja. Gráficamente esto se expresó en nuestra celebración con una mano que llevaban en un cartón los niños y en cada dedo se expresaba un tipo de violencia que sufren las Mujeres: insultos, golpes, abuso y violación, violencia psicológica y asesinato.

4.- Jóvenes víctimas de la Violencia. Un joven presentó un gráfico y fotografías de tantos jóvenes que mueren a manos de las pandillas. Aunque en Nicaragua no hay Maras, sí hay pandillas y en pleitos de pandillas o en asaltos de pandilleros van muriendo no pocos jóvenes.

5.- Los Normalistas desaparecidos. Algo muy impresionante  en la noche de la celebración, fue cuando  una joven normalista presentó una cartulina con los retratos de los 43 normalistas desaparecidos – asesinados en México. Y como normalista presentó con mucho dolor esa tragedia y más que se trata de jóvenes normalistas muy conscientes y que prestaban sus servicios en lugares muy inhóspitos de la sierra y que vivían en una Normal en condiciones de extrema pobreza sin camas y mal alimentados.

6.- Nuestras Difuntas y Difuntos de Tercera Edad .Recordamos con mucho cariño a personas de Tercera Edad muy queridas en nuestras Comunidades y que entregaron su vida por ejemplo trabajando diariamente como voluntarias más de 15 años al servicio de Niños y Niñas desnutridos. El ver sus retratos nos conmovió recordando sus historias y su buen ánimo y alegría a pesar de su edad y sus enfermedades. Testimonio vivo del Evangelio.

7.- Enfermos discriminados y Ancianos abandonados. Pusimos una Biblia en el Centro rodeada de luces y con dolor recordamos a los enfermos  que han muerto muy abandonados por sus familias o muy discriminados por morir por el Sida o por una  enfermedad  contagiosa. Y en especial recordamos a los miles de muertos allá en África por el Ébola.

8.-Muertos por las tantas lluvias y deslaves. Hace pocos días murieron Niños y Adultos aquí en Nicaragua por las lluvias y eso nos hizo también recordar a los que han fallecido en todo Centroamérica por las inundaciones.

Todos esos Difuntos, también nuestros, se fueron teniendo presentes a lo largo de la celebración, unos en el Acto Penitencial-pidiendo perdón por sus muertes o abandono. Otros en el Ofertorio ofreciendo sus vidas y nuestro compromiso. Y  por otros y sus familias oramos en las Peticiones.

La primera lectura la tomamos de un artículo de Pagola sobre llorar y confiar ante la muerte de los seres queridos y otros Difuntos, entregándolos plenamente en las manos misericordiosas de nuestro Buen Padre Dios.

En grupos trabajamos en torno al Evangelio de Jesús según San Juan en la resurrección de Lázaro y nos sentimos invitados a salir de las tumbas y luchar con alegría por la vida. Reconocimos en especial el papel de la Mujer, en ese caso Marta, que hace una profesión de Fe sobre Jesús igual que la que hace Pedro en el Evangelio de Marcos. Es una Mujer es la que nos invita, decía una de las Mujeres presentes, a recuperar nuestro papel en la historia.

También vimos y sentimos que toda nuestra celebración es un Anuncio de Jesús, Muerto violentamente y Resucitado para que tengamos vida y no haya tanta violencia y tantos crucificados. Nuestra Celebración es también una Denuncia de esos otros Difuntos tan significativos que hemos estado recordando .Y denunciamos precisamente su abandono, o su muerte violenta sintiendo de corazón que esos Difuntos, esos Muertos no nos son ajenos. Son también Difuntos nuestros muy sentidos y muy queridos. 

Recordando las palabras de Mns. Romero con que comenzamos la Celebración, la terminamos con esta frase: “Nuestros Difuntos y en particular nuestros Mártires siguen amando la causa por la que dieron la vida, y nos siguen acompañando en la lucha por la Justicia”.

Arnaldo Zenteno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: