PILA DE AÑOS

Se lo preguntaba estupefacta Mafalda a su padre al enterarse de que cumplía 40: ¿Qué pila de años decís que tenés…?

Al llegar un nuevo año solemos tomar mayor conciencia de esa dichosa pila que gravita sobre nosotros y buscamos cómo encajarlo mejor.

Podemos acudir a escapatorias como ésta de Cicerón que cita Fernando Savater en un artículo reciente: “¿Qué placeres físicos se pueden comparar con la autoridad que se adquiere con la edad?”. Y contesta con guasa el autor: “Pues cualquiera, Marco Tulio, cualquiera y siempre con ventaja sobre ésta”.

Mejor orientar la búsqueda en otra dirección: “Enséñanos a calcular nuestros años para que adquiramos un corazón sensato” (Sal 90,12), aconseja un salmista; pero el demasiado calcular y echar cuentas suele dar problemas.

Algo de eso debía pasarle al joven rico del Evangelio: acudió a Jesús preguntándole cómo podía conseguir una vida “eterna” porque, aunque tenía su fortuna en las Islas Caimán y un pingüe plan de pensiones, era consciente de que nada de eso le liberaba del miedo a una vejez desdentada y temblorosa.

A Jesús debió caerle bien aquel chaval majo y voluntarioso, así que le ofreció su propia fórmula antioxidante y revitalizante:

“Sacúdete tus preocupaciones por conservar la juventud, déjaselas a los mercaderes que se dedican a vender remedios anti-edad.

Te propongo otro tesoro más allá de los espejos en que observas tus arrugas: ponte a caminar entre la gente cuyo problema no es envejecer, sino llegar a vivir.

Vente conmigo y deja que sea el Padre quien se ocupe de tus años: no te doy garantías sobre dónde vas a reclinar la cabeza cada noche, pero te aseguro que si vives así, vas a mantenerte forever young”.

La propuesta no dio buen resultado en aquella ocasión, pero dicen que hay gente entre nosotros que sí la ha aceptado y les va de maravilla.

 

 

Dolores Aleixandre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: