GABY Y CHELY INGRESAN AL NOVICIADO

 

Con una sencilla, emotiva e íntima celebración en nuestra capilla de Casa Central, nuestras hermanas Gaby y Chely, inician la etapa del Noviciado.
 
 Se recibió a las hermanas con la siguiente monición:  “Al iniciar esta celebración queremos acoger toda la vida que traemos, la alegría que sentimos y la esperanza que nos alienta en la misión; al mismo tiempo queremos tener presentes a todas las hermanas de la Congregación, especialmente a las Comunidades de la Región Perú-Chile y las comunidades de California. Nos sentimos parte de la Iglesia, unidas a tanta gente que nos acompaña desde diferentes lugares y queremos disponernos a vivir esta celebración en la que dos mujeres jóvenes: Gabriela Barajas González, originaria de Sipoco, Mpio. De Santa María del Oro, Jalisco y Cecilia Araceli Osorio Estrella, originaria de Tecomán, Colima, iniciarán su noviciado en la Congregación de Misioneras Eucarísticas de María Inmaculada, buscando acercar sus vidas a Jesús por María, deseosas de comprometerse y colaborar en la Misión de Jesús y su Proyecto del Reino, desde nuestro Carisma”.
 
Cada una recogió su experiencia vocacional en un…

Acción de Gracias:

 

GABY:
“Señor Jesús, Te bendigo porque me has mirado con grande amor, mi corazón se siente unido a ti y todo miser es alegría porque has acompañado mi historia y acariciado mi vida con la ternura de una madre.
Te doy Gracias por el gozo profundo que experimento al celebrar con mis hermanas el regalo de sentirme amada y llamada por ti desde esta Familia de Misioneras Eucarísticas de María Inmaculada, para dar una respuesta y compartir la vida con los hombres y mujeres de tu pueblo desde lo que la Ruah inspiró a nuestro Padre fundador y que cada hermana generosamente a continuado.
Con todo lo que has ido haciendo en mi y lo que ahora soy te digo gracias por la existencia que he recibido gratuitamente a través de mis padres, gracias por la vida que recibo de ellos mismos, de mis hermanos, Yuli, Miguelito, Y Sarahi, de Kimberli mi sobrina, de Elena mi segunda madre, mis abuelos, familiares, amigos, amigas, de mis hermanas aquí presentes, de tu pueblo, de cada encuentro y experiencia que ha hecho latir mi corazón con la fuerza de la luz del Sol.
Has sido maravillosamente bueno conmigo Señor, me has bendecido con unos padres que han desgastado sus vidas por mí y mis hermanas/no; mi madre una mujer valiente, trabajadora, noble, alegre, cariñosa dedicada, que ha luchado diariamente abandonando sin duda alguna, sus sueños e ilusiones dándonos lo mejor de sí misma, mi padre un hombre generoso, trabajador, responsable, cariñoso, y sencillo, te agradezco por el padre incondicional que ha sido, porque me das la gracia de descubrir, dejarme sentir y recibir todo el gran amor que siempre me ha manifestado. Yuli, Miguel y Sarahi juntos hemos vivido alegrías, dolor, compartido sueños e ilusiones, y lo más valioso he experimentado la dulzura de su amor.
Gracias Dios Padre y Madre por la Vocación; porque te has hecho puente, camino y luz a través de muchas personas para que cada día fuera confirmando y experimentando tu llamado en la fe sencilla que mi familia, la gente de mi pueblo, Hermanas Religiosas, sacerdotes y misioneros laico, me fueron trasmitiendo.
Te bendigo hondamente por el encuentro con la hna. Griselda Villanueva su respuesta generosa y testimonio me ayudó a clarificar el deseo de seguirte y poner mi vida al servicio del Reino, gracias también por el apoyo de la Hna. Lulú Reyes ellas fueron el medio por el cual me invitaste a formar parte de tu proyecto.
Gracias Hermanas por acogerme con cariño por compartir conmigo a través de sus personas cercanas, sencillas, solidarias lo que El Señor Jesús ha ido haciendo con cada una de ustedes; su acogida me ha hecho sentirme profundamente amada y bendecida por un Dios que se sabe hacer Padre, Madre, compañera y amiga en cada una, gracias por sus oraciones que animan y sostienen mi vocación, por compartir con nosotras hermanas de formación inicial lo que en su generosidad Dios les regala.
Hna. Margarita y cada una de las hermanas del equipo de coordinación general y formación les agradezco por su preocupación por ofrecernos y darnos todos los medios para que cada día caminemos en mayor libertad, compromiso y en una profunda relación con Jesús y María, quienes han acompañado mi proceso personal y el caminar congregacional donde descubro su presencia fiel y amorosa. Te bendigo Señor por las Hermanas Soco Ramos y María Santillán que me han acompañado en mi proceso humano y espiritual ayudándome a saberme una mujer en proceso he irme sintiendo, liberada, amada, perdonada, por ti.
Gracias por la amistad de Chely, Isela, flor, Elia, Karla, Anabel y Diana por las experiencias compartidas en las que tu nos has acompañado en esta hermosa aventura de irte descubriendo y teniendo cada vez más como el sentido de nuestra vida.
Gracias por María la mujer fiel, humilde obediente te bendigo Señor porque por medio de María voy reconociendo tu Amor que se derrama sobre mí, al igual que ella todo Mi ser de mujer te GLORIFICA porque has fijado tu mirada sobre tu servidora, con amor y ternura me has ido reconstruyendo, liberando, vaciando de falsos tesoros y con profunda suavidad, misericordia y respeto has querido penetrar lo más sagrado de mi: ¡el corazón!, allí donde tus sueños se vuelven los míos y mis ilusiones, búsquedas, luchas, caídas son acogidas, abrazadas por ti.
Te haces luz en mis obscuridades, moldeas con delicadeza mi barro, me sostienes constante mente, jamás me olvidas, has creído en mi aún con mis infidelidades, y aquí estoy Señor, me ofrezco a ti con todo lo que me habita deseando responderte, adhiriéndome a ti y a tu proyecto de vida y con María mis hermanas y tantas otras mujeres que han hecho fecundo tu pueblo quiero ponerme en tus manos y hacerme PAN que se parte y se comparte , Pues me siento enamorada de ti Jesús me has conquistado día a día en una sonrisa, en la acogida cálida de los hombres y mujeres con que he compartido la vida, en la transparencia de los niños y niñas, en las realidades difíciles del pueblo, por eso en respuesta de este amor que me envuelve quiero decirte “SI” deseo, si quiero, si me comprometo, confiada en tu corazón y en el de María a darme a las y los más pobres desde el CARISMA MEMI para que en ti Todos los hombres y mujeres gocemos de una vida digna”.

 

 

 

CHELY:

“Mi corazón hoy se siente agradecido Señor por estar aquí en este día acompañada de cada una de las hermanas quienes ahora forman parte de mi vida.
 
Gracias, Señor, por haberme llamado a formar parte de este proyecto, por mirarme aun cuando estaba “debajo de la higuera como Natanael”, por haber sembrado en mí la semilla de la vocación desde en el seno de mi mamá, por irme acompañando tiernamente al lado de mis papás, por hacerte valer de ellos para acercarme a ti, a tu palabra dadora de vida, por irme enseñando el valor de servir a l@s demás por medio de un trabajo pastoral compartido con el P. Javier Armando, que hizo que en mí surgiera esa inquietud de ir más allá de aquello que ya realizaba.
Gracias por atraerme por medio de las primeras hermanas que conocí, que me dieron a conocer un modo distinto de construir tu Reino, por medio de la sencillez y la alegría por ese apostar en una entrega al trabajo en el pueblo, con la gente sencilla.
 
Gracias por llamarme a responderte un Sí con un poco de miedo en aquella primera vez que me animaste a descubrir de qué se trataba esta vocación. Por haberme dado el regalo de ir a mí campo a estar en búsqueda, de encontrar aquello que tú habías depositado en mí, por darme cada una de las experiencias que han formado parte de mi proceso vocacional, en cada una de las etapas que hasta hoy he vivido.
 
 
Gracias por ir descubriendo que tú eres el mayor tesoro que yo puedo poseer, que el poder descubrirlo no solo basta, sino que se tiene que hacer camino para adquirirlo, se necesita dejar muchas cosas para poder tenerte a ti como mi mayor perla, y no devaluarte en todo tu valor. Me siento profundamente agradecida contigo Señor porque siembras en mí esa inquietud de desearte poseer con todo mi ser, dejando ya solo de un sentimentalismo a un verdadero compromiso que el descubrirte como tesoro implica desprendimiento y un ir respondiendo con generosidad y disponibilidad a mi querida congregación y a mis hermanos y hermanas del pueblo.
 
Gracias por que al entrar en este proceso de reconocimiento como tesoro me has tenido paciencia, hemos caminado a nuestro propio ritmo, tu y yo. Gracias por siempre confiar en mí, porque nunca desviaste tu mirada aún con mis errores y limitaciones, por tomarme de la mano y muchas veces levantarme y sacarme de otros terrenos que equivocadamente pensaba estaba el tesoro.
 
 
Gracias por todas esas alegría, gozos que he disfrutado al tenerte conmigo y también por las veces que he experimentado el vacío, el dolor y el llanto, que han hecho de mí una mujer vulnerable y frágil que busca a su Maestro  pues sabe que con Él su vulnerabilidad se vuelve vida y fortaleza. Por reconocerte como mi Creador, mi Amado, que cuida de mí y me vuelve a ir a cuidar de mis propios viñedos para reencontrarme con Él, por devolverme mi dignidad y responsabilidad al no ir a beber de otros cantaros en otros campos, sino que en el mismo mío tu señor me los proporcionas, estando tú mismo.
Gracias Jesús porque cuidas de mí como un eterno enamorado, porque fuiste entrando a mi vida cautelosamente, por irme conquistando día a día, enseñándome el valor del Amor, y no de una amor exclusivo como antes lo vivía, sino un amor compartido con cada una y uno de quienes me pones a mi alrededor, y también por aquellos que con tan solo existir forman parte de mi vivir, pues tu corazón alberga a cada ser humano haciendo muy palpable tu amor por toda la humanidad y hoy deseo que mi corazón sea tu corazón, para así poder entregarme con mayor plenitud a tus predilectos, mis herman@s pobres.
 
Hoy quiero decirte Sí a tu proyecto, a tu amor, a tu compromiso, abrirte todo mi ser para que habitemos en el amor…quiero decirte sí ante esta realidad que estamos viviendo, un sí que me mueve apostar por aquello que a nuestra simple vista no vemos. Un sí por toda esa gente que tiene todavía una esperanza en Ti.
 
Por aquella gente que comparte un mano amiga para vivir, por aquellas mujeres que aun en la vivencia violenta ofrecen aliento y fecundidad, por aquellos niñ@s que con una sonrisa alumbran la obscuridad, que con su ser de pequeños nos enseñan a acoger a Dios de una manera  espontánea y sencilla.  Por aquellos jóvenes que están despertando ante esta realidad  y buscan un mejor horizonte, saliendo de sus comodidades y recorriendo un camino en búsqueda, de conciencia y de comunidad. Y por aquellos hombres que no se conforman por una patriarcalidad sino asumen su ser con responsabilidad y buscan hacer un cambio en la sociedad. Por todo aquello que este Sí representa en  esta respuesta a tu llamado, en especial de esta etapa de noviciado.
 
Te bendigo, Señor, por hacerme formar parte de esta familia congregacional, por cada una de las hermanas que han hecho posible que yo pudiera estar aquí en esta aventura de responderte, porque cada una aporta a mi vida algo significativo, por enseñarme a ser Mujer en camino, de riesgo y sobre todo de poner esa chispa en cada lugar que se está, siendo nosotras mismas. Gracias de manera especial por mi comunidad que es donde más he aprendido a vivir en este estilo de vida, por todos esos desafíos que hemos vivido juntas, por aquellas pasiones y resurrecciones que nos han movilizado por aprender juntas, respetando nuestra propia esencia, haciendo una riqueza tomando distintos caminos pero una misma meta que es llegara ti por medio de nuestr@sherman@s.
 
Gracias por nuestras hermanas mayores de la congregación que son las que me inyectan un sabor de vida especial, las que me animan al verlas tan realizadas dentro de esta misión y también enamoradas de ti como en su juventud. Gracias porque aquí me alimento de ser una Memi desde los tuétanos, por mirar todos esos dones que siguen poniendo al servicio y que me hace confirmar que esta Congregación es para mí y yo para esta Congregación.
 
Al igual gracias Señor por todo tu Amor manifestado en este estar organizándonos para este especial acontecimiento, por los preparativos, por cada una de las hermanas que colaboraron para que esto se lleve a cabo, al igual por cada una de las personas que en Gdl nos brindaron su apoyo y cariño, como la familia  De la Torre Llamas, a Cristy, Martha Fuentes, Hortensia, Tere y Reyes y las hnas de comunidad, y por todas las personas que sin duda se ha unido en oración para fortalecimiento de nuestra vocación.
Y a ti Madre Inmaculada más que un agradecimiento quiero encomendarme a ti para que me sigas conduciendo como lo has hecho hasta hoy, a tu hijo muy Amado. Que tu hermoso ser de mujer invada el mío y me ayude a defender mi vocación aun en las dificultades. Y que al mirarme a tu lado me sienta llena de dicha y poder proclamar juntas: “He aquí la sierva del Señor”.
Enséñame madre mía a ser portadora de esperanza, a escuchar en el silencio y anunciar en la ternura y el amor. A seguirme arriesgando con valentía como tú lo has hecho hasta ahora por todas nosotras. Acompáñame para saber acompañar a tu pueblo, hazme una seguidora sencilla y amorosa, regalándome el don de la fecundidad.
 
Gracias María por llevarme a tu hijo. Que en Él encuentro mi vida y mi tesoro.
 
La hermana Margarita de Jesús, en nombre de la Congregación acepta y felicita el deseo de Gaby y Chely para continuar su proceso de formación desde esta congregación.
… Algunas de las palabras que les dirigió
 
“Comienzo por llamarles “dichosas” a ti Cheli y a ti, Gaby, porque se han atrevido a entrar en los campos de Dios donde pueden encontrar el tesoro de su corazón: a ¡Jesús de Nazaret!Sólo Jesús puede mostrarles la gran perla: ¡El Reino de Dios! Encontrar esta gran perla supone estar en permanente búsqueda. Y a eso han dedicarse en este tiempo de formación “buscar para encontrar la perla fina” por la que vale la pena dejarlo todo.Y para encontrarle necesitan, no solo su buena suerte, sino la sensibilidad, el deseo, la fina percepción y la atención. Es decir, nada que las pueda distraer, ya que puede pasar por su propia vida de manera imprevista y en el lugar inesperado ¡Encontrarle! Ha de ser su prioridad absoluta, una búsqueda muy dedicada ¡hasta llegarlo a poseer!“Encontrado el Tesoro” ¡déjense seducir!, que no es otra cosa sino estar en permanente contacto con Él. Sintonizar con lo que Él sintoniza, con su sueño, su deseo, su pasión. Es vivir con la esperanza de que nada ni nadie les quite el sentido y la esperanza de su vida. Es el llamado a no tener otros dioses, sino sólo a Él, experimentando en lo más profundo de su ser que Él es y eso les basta. Que “Donde esté su tesoro, ahí esté su corazón” Mt. 6,21…

Que al igual que Pablo de Tarso, se arriesguen a entrar en ese juego de pérdida y ganancia porque el tesoro que había encontrado hizo que relativizara todo lo que anteriormente había dado sentido y seguridad a su existencia y lo consideró como “vendible” con tal de alcanzar el tesoro: “Lo que antes consideraba una ganancia, lo consideró pérdida por amor a Cristo.
También la Magdalena del «Super Star» así lo expresa:

«Ya no soy la misma, soy otra mujer desde que él me miró.
No puedo comprenderlo; me emociono con verlo (…).
Nunca pensé llegar a sentir…un amor así (…).
Es casi divertido…pensar en lo que he sido.
Lo que él despertó dentro de mí.

 

Hermanas, es determinante saborear el tesoro desde el principio. La llamada de Jesús va acompañada o produce una alegría desbordante; no hay otra posible fuente le alegría. El hecho de dejar o vender todo para adquirir aquel campo, aquella piedra preciosa, no es una heroicidad, un sacrificio insólito o privación extrema; es la consecuencia evidente, natural, de haber hallado lo que llena las aspiraciones y la vida. Y en esa nueva situación queda más espacio para gozar del tesoro: el llamado se sitúa en lo esencial, se zambulle en ello sin redes ni impedimentos que lo entorpezcan. Es la liberación de todo para vivir en ¡La esperanza del pleno goce del tesoro!

¡Bienvenidas a buscar y poseer este gran Tesoro: Jesús y su Reino!”

 

Después se tuvo una bonita convivencia entre hermanas de todas las generaciones. Las nuevas novicias, después de la comida nos presentaron en PowerPoint su proceso vocacional.

 

¡FELICIDADES, FELICIDADES, FELICIDADES, GABY Y CHELY!!!!!!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: