Es un placer reconocer los grandes valores…

Es un placer reconocer los grandes valores que se viven en nuestra congregación de Misioneras Eucarísticas de María Inmaculada.

Ya hace días se terminó el trabajo de la feria en la cual la solidaridad y la participación de hermanas jóvenes y mayores estuvieron presentes desde la preparación y la ejecución de ella. Sabemos que es un trabajo de mucha dedicación.

Para quienes leerán este artículo y quieren conocer nuestro trabajo en la feria les queremos compartir que en la feria se venden antojitos mexicanos: sopitos, enchiladas, pozole, atole, tamales, sopes gordos etc. Ya que la razón fundamental es  tener fondos económicos para seguir sosteniendo a nuestra congregación y también es una experiencia  de reconocer  el trabajo que realiza tanta gente pobre  para sobrevivir, incluso lo hacemos porque lo necesitamos.

Reconocer que Dios sigue haciendo presencia en los acontecimientos más profundos es amarnos más entre nosotras.

Esta feria tuvo un acontecimiento especial. “La pascua definitiva de nuestra hermana Irene Andrade”.

Se manifestaron los valores muy nuestros como el sentido de pertenencia, la solidaridad, el servicio incondicional, la ayuda mutua, la compañía, la  manifestación de afecto y el seguir siendo TESTIGAS del paso de Dios en nuestra vida comunitaria.

Esta alegría en medio de sollozos que salían desde el corazón fortaleció profundamente nuestra espiritualidad –  Nuestra forma de Ser Memi`s.

Le agradecemos al Dios de la vida que se recrea cada vez que estamos dispuestas amarle con todo nuestro ser.

CREEMOS EN TI DIOS

Creemos en Ti Dios-Diosa que despiertas toda nuestra pasión por la vida…

Creemos en ti, Consuelo del llanto amargo que sostienes como en la montaña una rama que cae sobre el abismo del vacío…

Creemos en Ti afectuoso/a y rocío de la madrugada, que embelleces nuestro jardín con diversas flores que abren al aliento de tu Espíritu…

Creemos en ti viva voz humana que grita, que clama, que se alegra desde las entrañas; Que Dios sigue vivo en la vida deshumana, que Dios sigue latiendo con un corazón apasionado, que Dios respira para darnos aliento de hermanos/as.

Que Dios sigue surgiendo como el invisible viento apresurado, que acaricia nuestros sueños haciéndolos cada vez más cotidianos…

Hna. Gabriela Itzel De la Torre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: