MARIA MAGADALENA Y MARIA LA MADRE DE SALOMÉ

Mujeres que seguían y servían a Jesús cuando estaba en Galilea. Seguir y servir supone bastante más que prestar una ayuda material o dedicación a servicios caseros. Se trata de una diaconía que debemos entender como autentico ministerio, desde el momento que está estrechamente vinculada al discipulado de las mujeres en torno a Jesús; estas mujeres siguieron a Jesús de principio a fin desde galilea hasta  Jerusalén.

El Discipulado y diaconado de Magdalena y de otras mujeres queda claro a luz de los evangelios en la que  figura Magdalena como primer testigo del resucitado, convirtiéndose así en el principal eslabón entre Jesús y la comunidad. María Magdalena se convierte en testigo de los tres datos básicos del kerigma: muerte, entierro y resurrección de Jesús.

Es por eso que debemos considerarla evangelista de la resurrección y apóstol de los apóstoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: