LA ESPIRITUALIDAD: ESPACIO ÉTICO

No se trata de una vida perfecta sino con sed. En la espiritualidad conviven también los movimientos más contradictorios, más  diferentes. Encontrar un espacio donde las dimensiones se vuelven más profundas, donde se unen y emerge sólo la sed, no es lo mismo que quitar la posibilidad a la vida de manifestarse con todas sus contradicciones.
Estas contradicciones pueden ser procesos históricos, personales, biofísicos… búsquedas, pensamientos… Como cuando Jesús se deja acompañar en el desierto por el Espíritu. Quizás el hambre despertó en él sueños y pesadillas, sin embargo, él permanece dentro de esa realidad, no huye, resiste cuarenta días y cuarenta noches. No es que Él gane a los demonios sino que deja que sobresalga el Espíritu, que se destaquen las dimensiones secretas de la vida; por eso no le interesan otras propuestas (Mc 1, 12 – 13).

La espiritualidad se convierte, entonces, en un espacio en el que la ética no es solamente escoger entre lo bueno y lo malo sino un parto, un movimiento humano y cósmico de transformación y no de eliminación. La vida continúa porque se necesitan todos los elementos, porque todos siguen existiendo, no se eliminan. La transformación del mundo no se da por eliminación, no hay
cuerpos extraños. Llevamos dentro la energía de otros cuerpos, y por eso aprendemos a transformarnos para convivir.
“¿Quienes somos nosotras para querer que la vida se reanude en pocos días? Diecisiete millones de años para que el diámetro de las estrellas se reduzca.
Permanecen en equilibro, el mismo equilibrio en que entró el sol hace cuatro mil quinientos millones de años.

Ahí permanecerá, otros cuatro mil quinientos millones de años más, hasta comenzar lentamente a morir.
El sol que capturó material del espacio interestelar para formar planetas. Somos todos sus hijos, hijas, secretos planetas humanos…
… Todo profundamente secreto y lento. Por qué nosotras no esperamos, cuando se estremecen las entrañas de las cosas en misteriosos dolores de parto?”  No sólo se dilatan las dimensiones, sino se unen las personas, las cosas, los elementos de la vida en un proceso de reconciliación por el cual llevamos a todo dentro como una danza de solidaridad cósmica. También los tiempos se unen, todo se vuelve precioso, el pasado, el presente. Son los únicos elementos que permiten dar a luz el futuro, continuar viviendo.
Soy Pan, Soy Paz, Soy Más
Piero (Argentina)

Yo soy, yo soy, yo soy…
soy agua, playa, cielo, casa blanca,
soy mar Atlántico, viento y América,
soy un montón de cosas santas
mezcladas con cosas humanas.

¿Cómo te explico?…cosas mundanasFui niño, cuna, teta, techo, manta,más miedo, cuco, grito, llanto, razaDespués mezclaron las palabraso se escapaban las miradasAlgo pasó, no entendí nadaVamos, decíme, contámetodo lo que a vos te está pasando ahora,porque si no, cuando está tu alma sola llora.

Hay que sacarlo todo afuera, como la primavera,
nadie quiere que adentro algo se muera.
Hablar mirándose a los ojos,
sacar lo que se pueda afuera
para que adentro nazcan cosas nuevas.

Soy pan, soy paz, soy más,
soy la que está por acá.
No quiero más de lo que puedas dar.
Hoy se te da, hoy se te quita,
igual que con la margarita,
igual al mar, igual la vida.

Nosotras, simplemente recogemos los rasgos más evidentes de esta secreta historia interior de los pueblos. Dimensiones inéditas de sobrevivencia y osadía de mujeres y hombres que a lo largo de los siglos han vivido la historia desde adentro, devolviendo elocuencia a la vida.

Un comentario sobre “LA ESPIRITUALIDAD: ESPACIO ÉTICO

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: